Que es la celulosa?


La fibra de celulosa, es la mezcla de papel reciclado y ácido bórico. Una mezcla biodegradable, no tóxica e inocua. 
  •  

La mayoría de las construcciones tradicionales de  fachadas en España consiste en lo que se denomina, ” paredes de doble laminado , compuesto por :

1)       Primer tabique exterior de entre 11’5 y 14 cms, de grosor de ladrillo cerámico, de obra vista o revestido.

2)       Una cámara  de aire.

3)       Un tabique interior más fino de ladrillo hueco “mahon de unos 5 cms. de grosor, generalmente acabado enyesado y pintado.

El aislamiento insuflado consiste en inyectar  celulosa  en el interior de la cámara para disminuir sustancialmente  la cantidad de calor o frío que pasa por m2.

Es evidente que aislar los tabiques exteriores de nuestra casa aumenta el ahorro y el confort de la vivienda.

                      

El objetivo de todo aislamiento es para proteger contra la pérdida de calor a través de las grietas, espacios, y cualquier tipo de abertura. La pérdida de calor puede causar corrientes de aire a través de las paredes y en toda la casa o edificio. Y tal vez lo peor de todo, en estos tiempos económicamente difíciles, la pérdida de calor significa mayores costos de calefacción.

               

Incluso las casas mejor hechas  por desgracia sufren de fugas de aire. Esto se puede reducir en gran medida con el aislamiento adecuado en sus techos, paredes, e incluso suelos.

El propósito del  aislamiento es llegar a las zonas en áticos, sótanos, rincones, recovecos, y en particular para situaciones de modernización que no se puede llegar con bloques o rollos.

Durante años, el aislamiento de celulosa, se ha recomendado a los clientes que estaban buscando maneras de mantener sus costos de energía bajo control.

También ha demostrado ser una buena aplicación en la nueva construcción. Dependiendo de la aplicación, hay tres métodos comunes de la instalación de celulosa.


En las casas más viejas, una técnica  utiliza llamada  embalaje denso. Los agujeros son perforados en las paredes, ya sea desde el exterior o en el interior y el aislamiento se sopla hasta que esté bien embalado en la cavidad de la pared.

         

El enfoque utilizado para la nueva construcción se conoce como aerosol húmedo. Se añade agua a la celulosa y soplado en las cavidades de la pared abiertos.

                

La tercera técnica es de relleno suelto, que se utiliza para aislar los áticos. Esto es simplemente inyectar celulosa seca en la zona del ático y el llenado de las cavidades de la vigueta.

                

Beneficios del Aislante Térmico de Celulosa Proyectada:

         Alto ahorro de hasta un 40% en gasto de energía de calefacción.

         Rápida y fácil aplicación en viviendas. No altera la rutina al interior del hogar.

         Ignífugo y auto extinguible. El tratamiento con borato también le da a la celulosa el más alto grado de seguridad contra incendios.

         Contiene repelente de insectos y roedores. Además es un aislamiento valioso para  que no se propaguen las plagas de ácaros y moho ya que es un aislante de humedad bastante eficaz, personas con alergias agradecen este sistema para la vida cotidiana en sus hogares.

         Excelente aislamiento y absorción acústica. El aislamiento de celulosa proporciona una masa y amortiguamiento de los sonidos a través  de las paredes y los niveles de pisos.

         Respetuoso con el medio ambiente. Se compone enteramente de  periódicos reciclados, libros y bolsas, tratados con productos que retardan el fuego. Es importante para un montón de gente que utiliza productos reciclados.

         Su bajo coste mucho menor que la espuma de poliuretano y polisocianurato.

         El edificio está sellado contra la infiltración de  corrientes de aire.

         Es muy bueno en montaje alrededor de los elementos en las paredes como las tuberías y el cableado, dejando pocas bolsas de aire que pueden reducir la eficiencia global de la pared.

 

Si quiere que su casa tenga la mejor temperatura  todo el año, con nuestro Servicio de Instalación de Aislante Térmico de Celulosa Proyectada conservará la temperatura ideal, ahorrando hasta un 40% en el gasto de calefacción.

 

La instalación es realizada en 24  HORAS*, sin interferir en la rutina de su hogar.